La Edad Moderna en Adamuz

La Edad Moderna en Adamuz

Se inicia la Edad Moderna con jurisdicción de realengo, vinculada a la ciudad de Córdoba, pero en 1566 Felipe II vendió la villa y su término a Luis Méndez de Haro y Sotomayor, marques de el Carpio, cuyo escudo de armas es el que actualmente utiliza como sello municipal el Ayuntamiento. El valor de la venta fue el equivalente al importe de la renta del almojarifazgo de la villa, 16.000 maravedíes, quedando de esta manera vinculada la villa de Adamuz al marquesado de El Carpio hasta el siglo XIX.

La situación privilegiada en que esta situada la villa, en el camino hacia Madrid, llamado de la Plata, hace que la vida cotidiana no sea monótona. La peste de finales del siglo XVI diezmo la población y no hubo una recuperación demográfica hasta doscientos años después, reedificándose el pueblo, que fue configurando la ubicación actual, a la vez que quedaba una parte despoblado.

Fue visitado por Felipe IV. En torno al camino proliferaban las ventas y en la población existían bastantes mesones; aún hoy tiene una calle ese nombre, mostrando así la importancia del tráfico y su repercusión en el pueblo. La vista de sus gentes se centraba en torno a la agricultura, siendo en general buenos los rendimientos de los cultivos; Al ser zona de sierra, el sistema de rozas y quemas era el más usado para la siembra. Las casas, que aun muestran ostentosos dinteles con grabados en la piedra, indican la prosperidad de sus moradores.

Historia

Atrás